7 de mayo de 2014

Amar no es suficiente… También hay que ser amado.


Todos La mayoría de nosotros, hemos estado enamorados más de alguna vez. Hemos sentido que encontramos el amor de nuestra vida y que esa persona es la que el destino nos mandó para compartir el resto de nuestras vidas. Y de repente, todo llega a su fin. Los planes que tenían juntos pasan a ser pasado y las ilusiones, a ser destruidas.

Y así inicia una de las etapas más dolorosas de nuestra existencia. Sentir que el mundo se te acaba, sentirte incompleto, sentirte vacío, tu rutina cambia repentinamente y sentís que ya nada tiene sentido.  Y es aquí, en donde, por muy difícil que sea tenemos que abrir los ojos, darnos cuenta que amar no es suficiente… también hay que ser amado.

Suena fácil, lo sé. Pero realmente es lo único que tenemos que entender. Cuando a una persona se le acabó el amor, cuando esa persona dejó de amarte; no importa cuántos mensajes enviés, cuántas llamadas realices, cuántas veces intentés decirle cómo te sentís o que intentés demostrarlo de mil maneras, lo más probable es que nunca vuelva a sentir lo mismo por vos, y es así que amar no es suficiente… también hay que ser amado.

Una vez que poco a poco vamos abriendo los ojos, debemos empezar a entender que  la  diferencia entre “necesitar” y “querer” es la diferencia entre la codependencia y el amor. Y amar a alguien es mucho más hermoso y gratificante que apoyarse en ellos para todas las cosas, en todo momento, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Siendo alguien quien amó con intensidad a alguien que dejó de amarme, entiendo que existen deseos de estar cerca de la otra persona porque te hace sonreír, te hace más feliz, y el tiempo pasa más rápido cuando están cerca, sin embargo también debemos entender que no es necesario que estén allí para caminar e ir al super con vos, y a dormir a tu lado, o sentarse con vos en la biblioteca mientras estudias para un examen, mientras vas de compras o cualquier otra actividad – vos podés hacer esas cosas por vos mismo.

Y aunque duela y cueste aceptar, hay que entender que esa persona YA NO DESEA compartir esas cosas con vos. Que dejó de verte con los mismos ojos que te miraba antes, que ya no haces que su mundo se detenga, que ya no sos lo mejor que tiene ni tampoco hacés que su tiempo pase volando, no sos el dueño de sus pensamientos ni de sus acciones, de lo contrario aún estaría con vos y por eso, amar no es suficiente… también hay que ser amado.

En resumen, lo que estoy tratando de decir es que tenemos que ser sensatos e inteligentes, aprender a valorarnos, a darnos nuestro lugar, a comprender que aunque duela y se sienta como la peor situación que vayamos a vivir, siempre vienen tiempos mejores. Ha como he dicho antes, si aún le amas no sos vos el que pierde, vos diste tu todo y eso es lo que importa.
                                                           
Y a pesar de sentirte completamente roto, todo va a pasar, todo quedará atrás y vas a aprender a seguir adelante.


Y un día, sin esperarlo aparecerá alguien que te haga de cambiar de opinión nuevamente, te hará creer que es posible volver a amar. Alguien que sienta lo mismo por vos. Alguien que ame las arrugas de tus ojos cuando sonreís, alguien que note el color de tus labios después de besarte, alguien que te haga creer nuevamente, que te haga entender que no tenés que desgastarte ni mendigar amor porque amar no es suficiente… también hay que ser amado

4 de mayo de 2014

No estás enamorado... Estás enamorado de la idea de estar enamorado...


Ahí estás de nuevo, dándole nuevamente otra oportunidad a quien ya te ha herido infinidad de veces…
Ahí estás de nuevo, diciéndole “te amo” a una persona que acabas de conocer hace unos cuantos días…
Ahí estás de nuevo, saliendo con la persona de la cual tus amigos te advirtieron…
Ahí estás de nuevo, pensando que estás enamorado. Pero la verdad es que no lo estás. No estás enamorado. Simplemente querés a alguien que te diga cosas bonitas y te haga sentir mejor. Simplemente querés a alguien que te cuide y se ocupe de vos, porque vos mismo no podés hacerlo.
Simplemente querés a alguien que te ame para que te suba la autoestima y sentirte bien. Querés tener un tema de conversación con tus amigos. Simplemente querés alguien que te haga sentir importante, pero en lo profundo, te sentís vacío.
En lo profundo, sabes que realmente no estás enamorado. Simplemente no querés estar solo. Si pensás que el amor es encontrar a alguien que te va a completar, estás perdiendo tu tiempo. No estás buscando amor, estás yéndote meramente por la idea del amor. No podés ni debés amar a alguien si no estás completo.
Tenés que ser feliz con vos mismo antes de poder compartir felicidad con otra persona. No podés vivir con alguien solo porque te hacen sentir mejor al respecto de vos mismo. Tenés que verte al espejo y sentirte contento con lo que ves, antes de compartir toda tu vida con esa persona.
Antes de que entrés en una relación, creáte a vos mismo. Decidí que tipo de personas vas a ser. Conocé tus fallas y debilidades y utilizá ese conocimiento para convertirte en la mejor persona que podés ser. No coqueteés con toda persona que se cruce en tu camino. Se selectivo. Tené estándares y apegáte a esos estándares.
No te conformés con menos de lo que mereces solo porque todos a tu alrededor están en una relación. No te vayas por la “segunda mejor opción”, solo porque pensás que la persona ideal no va a venir hacia vos.
No busqués ni esperés a la persona correcta, se la persona correcta. Tenés que mostrarle a las personas a tu alrededor que sos una persona a la cual vale la pena amar, vale la pena para compartir y estar el resto de una vida juntos.
Si elegís a alguien solo porque crees que van a llenar el vacío de tu vida, estás equivocado, vos deberías llenar tu propio vacío. No importa cuántas relaciones tengás, no importa con cuantas personas coqueteés, al final, siempre vas a sentirte solo y enamorado de la idea de estar enamorado…


2 de mayo de 2014

Cómo se siente tener el corazón roto...


¿Cómo se siente tener el corazón roto? Ese ruido en auge dentro de tu cerebro. La niebla, la cual tratás de evitar y tratas de ver con claridad, pero no podés. El silencio que se oye en la noche, cuando tu mente se aprovecha de tu situación de vulnerabilidad y te atormenta con pensamientos y cuestionamientos.

Un corazón roto...

No es el tipo de tristeza que te hace llorar todo el tiempo. No es el tipo de tristeza que sentís al final de Titanic. Es el tipo de tristeza que consume tu cuerpo, dejándolo incapaz de funcionar o de tener un pensamiento sólido. Te hace sentir cansado, sin embargo no podés conciliar el sueño. Tu dolorosa tristeza te sigue hasta en tus sueños.

Te preguntás porque se llama "tener el corazón roto", porque en realidad es cada parte de tu cuerpo que se rompe. Es el tipo de sentimiento que no se expresa con la misma facilidad en el exterior a como está en el interior. Escuchás los ritos de tu tristeza sin siquiera decir una palabra. Es el sonido de la lluvia cayendo suavemente, pero el sentimiento de una bomba explotando. Es un dolor que solamente vos podés oír.

Te despertás en la mañana sacudiendo la funda de tu almohada con la esperanza de que los dulces sueños y los recuerdos de lo que fue la época más feliz de tu vida regresen nuevamente. 

Pero no regresan. Ni nunca lo harán. Y finalmente te das cuenta: Es posible que hayas perdido a alguien que no te ama, pero esa persona perdió a alguien que realmente le amaba. Y eso, no te convierte a vos en el perdedor...


                        Cuidáte, queréte y valoráte... Hasta la próxima

1 de marzo de 2014

Tipos de "amigos" que vas a encontrar en tu Facebook


Suficiente con las entradas de amor, de desamor y de drama. Hoy escribo sobre los tipos de personas que vas a encontrar en tu Facebook, mi intención no es ofender a nadie en absoluto. He sido culpable de caer bajo varias de estas categorías en un momento u otro. Es bueno para reírnos de nosotros mismos una vez y un rato, pero si te queda el saco, ponételo… :)

  1. La majecita (o el majecito) que tiene nuevo novio cada dos semanas. 

    Quienes entran en esta categoría se aburren fácilmente de sus parejas y superan sus rupturas en menos de 24 horas. Consiguen nueva pareja “distintivamente” pronto después de su última relación. Y toma tan solo 3 días para actualizar su estado amoroso a “Te amo, amor”. Y así, cada dos semanas conocen al amor de su vida.

10 de febrero de 2014

Sé que tenés miedo, pero lo vas a superar

Sé que tenés miedo.

Es fácil ser fuerte cuando el mundo está de tu lado. Es fácil tener fe cuando cosas buenas te pasan, pero cuando el destino te mueve cómo a una canoa en el océano, cuando cada camino parece llevarte a un callejón sin salida, es difícil aferrarse a la fe. Se te escapa de las manos como agua corriendo entre tus dedos.

Solo mantené esto presente: no hay forma de que fallés. En serio, pensálo, no importa que pase o cuan mal las cosas se pongan, el sol saldrá mañana. Puede salir en un día lleno de nubes, puede que ilumine solamente el resto de casas destruidas por huracanes. Pero las nubes se despejan. Y las ciudades destruidas por huracanes son reconstruidas eventualmente.

Este es tu chance. Yo sé que se siente completamente opuesto a eso, sentís que la razón por la cual estás en esa etapa oscura de tu vida es porque perdiste tu chance, pero estimado/a esto es lo que la vida es. No has perdido tu oportunidad, esta es tu oportunidad, y es solamente en ese momento en ese pequeño espacio entre obtener lo que querés o perderlo, que tenes el chance de probarte a vos mismo cuan largo has llegado.